Historia de terror

La leyenda del niño que le temía a la oscuridad

Esta leyenda cuenta la historia de un niño que vivía en el callejón de las Bugambilias, el cual tenía un enorme miedo a la oscuridad, es por ello que cada vez que se iba a dormir a la noche lo hacía con dos bombillas encendidas, algo que sorprendió a los vecinos que rápidamente se burlaban de él por no ser los suficientemente valiente como para dormir con la luz apagada.

Oscuridad

En un gran apagón que azotó a la región, la casa del niño fue imposibilitada a encender luz alguna durante la noche, algo que para él sería una enorme tragedia ya que sufría de pánico cada vez que se le apagaba una bombilla y él estaba durmiendo, y con el agravante del hecho de no tener velas ni ningún tipo de luz alternativa para poder satisfacer su necesidad de iluminarse durante las noches.

El padre del niño al ver la situación le dijo que podía quedarse despierto toda la noche, a cambio de que le prometiera que iba a tomar una siesta de día, sabiendo que era prácticamente imposible ya que seguramente se dormiría a lo largo de la noche, algo que él niño rápidamente accedió, pero luego de que el padre abandonó la habitación, el niño gritó fuertemente, y al llegar hacia él su padre detectó que había fallecido misteriosamente.

“Nunca hables con extraños”, excelente cuento corto

A quienes les fascinan los cuentos cortos les comentamos acerca de uno titulado “Nunca hables con extraños“, el cual narra la historia de una mujer y su hijo que viajan en un camión de pasajeros que utilizan este medio de transporte para dirigirse a un lugar en donde tomar sus vacaciones, algo bastante común entre las personas con escasos recursos que elige el autobús como medio económico para llegar a recorrer grandes distancias.

sombras

Una característica destacada de este tipo de autobuses en los que se narra la historia, es el hecho de que constantemente realiza paradas en las diferentes estaciones de pasajeros, en donde nuevas personas suben al camión, y quienes descienden son aquellos que llegaron a destino, algo que si bien saca la monotonía del viaje, muchas veces hace que el mismo sea interminable debido a que tiende a perderse una gran cantidad de tiempo en cada una de las estaciones.

La mujer que viajaba con su hijo le advierte que no hable con extraños, debido a que el niño se caracterizaba por ser muy intrépido, algo que no respeta el niño en un momento en donde la madre se había bajado en una estación a comprar agua, por lo que accede a hablar con un extraño que es advertido por la madre, en donde el niño manifiesta que no es un desconocido, ya que le había contado una gran cantidad de chistes y se llamaba “Castor“, algo que alertó a la madre debido a que había escuchado que recientemente se había fugado un preso con el mismo apodo, el cual era un asesino.

Leer historia completa en: Historia completa: Nunca hables con extraños

©2017 Vagando en la Net -